Esencias aromáticas que propician el buen humor

Esencias aromáticas que propician el buen humor

Si tienes un mal día, las cosas no han salido como planeabas o simplemente no te siente con el mejor ánimo para seguir el día hay una solución sencilla y muy efectiva que puede ayudarte a cambiar tu estado de estrés, enojo o tristeza por una gran sonrisa, o al menos sentirte de mucho mejor humor para finalizar tus actividades.

Se trata de los aromas, y es que algunos estudios han comprobado que los aromas están directamente relacionados con la memoria, por lo que oler un aroma que nos traiga buenos recuerdos puede llevarnos a un estado de tranquilidad, y también todo lo contrario, un aroma desagradable puede hacernos sentir incómodos y ansiosos.

Los aromas y los placeres aromáticos son una parte importante de nuestra vida. Los aceites naturales y los perfumes ofrecen beneficios como añadir un placer a nuestro día, y algunos de ellos tienen una influencia sanadora y ayudan a reducir los niveles de estrés.

Existen diferentes aromas que nos pueden poner de buen humor, entre los principales están los siguientes:

Café: el olor a los granos de café tostado puede ayudar a reducir el estrés. Además como comentamos el olor está muy relacionado a la memoria y al oler el café pueden venir a la mente momentos muy agradables donde disfrutamos de un buen desayuno o quizá de una charla con un ser querido.

Hierbabuena: este aroma se caracteriza por generar motivación y fortalecer el estado de ánimo.

Rosas y jazmín: de acuerdo con algunas investigaciones se ha demostrado que las flores tienen un poderoso inductor de emociones positivas, por lo que la exposición a ellas o un aroma que las represente puede evocar pensamientos felices.

Lavanda: este es uno de los aromas preferidos para lograr estados de relajación ya que ayuda a reducir la ansiedad y mejora el estado de ánimo.

Cítricos: los olores cítricos también ayudan a levantar el ánimo, los que son más utilizados para generar impresiones positivas son el limón y la naranja.

Chocolate: se ha descubierto que el chocolate estimula el cerebro para liberar endorfinas que actúan sobre el sistema nervioso central generando sensaciones de felicidad.

Ahora imagina llevar estos aromas a tu tienda, negocio o empresa, seguramente sería un deleite tanto para tus clientes como para tus empleados. Una manera práctica para hacerlo es utilizando un sistema difusor de aromas para que durante todo el día tu espacio tenga un olor agradable que provoque muchas sonrisas.

En Marketing Olfativo® podemos ayudarte a elegir el mejor aroma e implementarlo en tu local.