¿Pueden los aromas influir en nuestro estado de ánimo?

¿Pueden los aromas influir en nuestro estado de ánimo?

Desde hace varios años se ha descubierto que los aromas son capaces de cambiar el estado de ánimo de las personas que los perciben, provocando sensaciones agradables, relajantes, evocadoras, alegres o incluso nostálgicas, pues el aroma produce reacciones fisiológicas al ser percibido por nuestro cerebro, aún de forma inconsciente.

Diversos investigadores han encontrado vínculos entre el sistema olfativo y el límbico del cerebro, que es la zona donde se albergan las emociones; al percibir ciertos aromas, nuestras emociones pueden cambiar rápidamente y con ellas nuestro humor. Los expertos en aroma marketing conocen estos hechos y los utilizan para crear diferentes emociones a través de difusores ambientales, que provocan reacciones diferentes en las personas y pueden influenciarlas de forma positiva, ya sea despertando su apetito, sus ganas de comprar, entre muchas otras emociones.

Un estudio publicado en la revista “The Journal of Social Psycology” reveló que el aroma a pan recién horneado, además de despertar el apetito, hace que las personas sean más amables con los extraños. Durante la investigación se observó la mejora del 25% en la amabilidad de las personas  que circulaban por una panadería y una tienda de ropa aromatizadas con fragancia a pan recién horneado.

Todas las personas tenemos aromas que nos traen recuerdos positivos de la infancia, de lugares o personas, pero también aromas que nos evocan experiencias desagradables; el mundo de los olores puede influir directamente en nuestro estado de ánimo, por lo que es un arma poderosa para darnos energía y bienestar, incluso con mayor poder de recordación que las imágenes y los sonidos.

Los olores también nos incitan a comprar; por esta razón podemos encontrar olores que nos llevan a entrar directamente a establecimientos como cafeterías, panaderías, tiendas de ropa… incluso en el cine, el olor de las palomitas de maíz es irresistible para nuestro olfato y despierta nuestro apetito y deseos de consumir. Por esta razón cuando vamos al cine podemos acabar comprando los vasos, porta palomitas y chucherías para comer mientras disfrutamos de nuestra película.

En la actualidad los olores forman una parte muy importante del marketing sensorial, podemos notar que hasta las marcas de ropa, los empaques y hasta las tiendas tienen una fragancia característica, que nos deja un recuerdo emocional con el que las marcas crean una relación con sus clientes: mayor satisfacción, mayor recordación, fidelidad, deseos de volver a comprar, son sólo algunos de los beneficios que el Marketing Olfativo tiene para tu negocio.

Si buscas la fragancia ideal para tu marca, llámanos, en Aromarketing te ayudaremos a crear experiencias olfativas que beneficiarán a tu negocio.